Educadores protestaron por falta de transporte y pésimos salarios frente a la gobernación de Trujillo

0
85
Hasta 30 km caminan los docentes para poder llegar a sus sitios de trabajo, por ello ayer protestaron pacíficamente para que los escuchen.

Habitantes de los 17 sectores de la carretera vieja San Jacinto – Boconó, docentes que trabajan en la zona, padres y familias decidieron llegar en marcha hasta la Alcaldía de Trujillo, para exigirle al alcalde los apoyara en la petición del servicio de transporte público, del cual carecen desde hace mucho tiempo y esto afecta el desarrollo normal de las actividades educativas, familiares y cotidianas.

El alcalde Angerson Hernández, salió para atender la protesta y exigencias de respaldo para solicitar en la gobernación del estado una respuesta inmediata ya que el pasado mes de diciembre se reunieron en la gobernación, las mismas comunidades, exigiendo el servicio del transporte y sólo recibieron promesas, porque se comprometieron a enviarles un camión de cuadrilleros asignados a varias instituciones por el gobernador del estado, y hasta la fecha de ayer, ningún vehículo ha llegado. “Nos sentimos engañados” afirmaron, y por ello bajaron ayer a exigir una respuesta con hechos más no con promesas.

Una comisión fue atendida por parte del secretario general de gobierno, Eliades Ledezma, la gente estaba reacia a que sólo entraran algunas personas, querían ser atendidos en la calle, pero al final cedieron, así como a abrir las calles, las cuales mantuvieron cerradas por ratos. Un piquete de la policía se hizo presente en la zona para evitar el cierre y garantizar la seguridad. Finalmente quedaron desde la gobernación en comprar dos cauchos y acomodar un vehículo que tienen en disposición, para ponerlo operativo, pero esto no es una solución inmediata, es decir, seguirán sin transporte por ahora, hasta que encuentren los cauchos a buen precio.

La gente está cansada de tener que caminar por horas, pedir colas, irse a pie o colgando en una unidad de transporte, o en su defecto, en un camión expuesto a todo tipo de peligros. La educación y las actividades cotidianas se han visto afectadas por la crisis que vive el sector transporte en el estado Trujillo, y parece que sólo existen promesas sin hechos concretos. Asimismo el tema de los salarios que se han convertido en insuficientes para los gastos cotidianos; pasaje, comida, servicios básicos, sin mencionar gastos suntuarios. Todos estos problemas fueron los causantes de las dos primeras protestas del año en la ciudad capital.
Con información de DLA