Inicio Economía Estados Unidos prohibió operar acciones y bonos de PDVSA

Estados Unidos prohibió operar acciones y bonos de PDVSA

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva con nuevas sanciones financieras contra la dictadura de Nicolás Maduro

0
110
Tarek Saab, ordenó la detención de seis ex directivos de una filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó hoy una orden ejecutiva por medio de la que prohíbe las “negociaciones de deuda nueva y capital por el Gobierno de Venezuela y la petrolera estatal”, PDVSA.

Un decreto del presidente, el primero que afecta al país y no solo a funcionarios o ex funcionarios venezolanos, “prohíbe operar nueva deuda emitida por el gobierno de Venezuela y su empresa petrolera estatal. También prohíbe las transacciones en ciertos bonos existentes propiedad del sector público venezolano, así como los pagos de dividendos al gobierno de Venezuela”, indicó el texto.

En el decreto, el gobierno de Donald Trump afirma que “la dictadura de Maduro sigue privando al pueblo venezolano de alimentos y medicinas, encarcelando a la oposición democráticamente elegida y suprimiendo violentamente la libertad de expresión. La decisión del régimen de crear una Asamblea Constituyente ilegítima -y más recientemente para que ese cuerpo usurpe los poderes de la Asamblea Nacional democráticamente elegida- representa una ruptura fundamental en el orden constitucional legítimo de Venezuela”.

El texto afirma que “en un esfuerzo por preservarse, la dictadura de Maduro premia y enriquece a los funcionarios corruptos en el aparato de seguridad del gobierno cargando a futuras generaciones de venezolanos con deudas masivas. La mala gestión económica de Maduro y el saqueo desenfrenado de los activos de su nación han llevado a Venezuela a estar cada vez más cerca del incumplimiento. Sus funcionarios ahora están recurriendo a esquemas de financiamiento opacos y liquidando los activos del país a precios de venta de fuego”.

 La dictadura de Maduro premia y enriquece a los funcionarios corruptos cargando a futuras generaciones de venezolanos con deudas masivas

La orden ejecutiva explica que “para mitigar el daño al pueblo estadounidense y venezolano, el Departamento del Tesoro está emitiendo licencias generales que permiten transacciones que de otro modo estarían prohibidas por la Orden Ejecutiva. Estos incluyen disposiciones que permiten un período de liquidación de 30 días; financiamiento para la mayor parte del comercio, incluyendo la exportación e importación de petróleo; transacciones que involucren únicamente a Citgo; tratos en determinadas deudas venezolanas existentes; y el financiamiento de bienes humanitarios a Venezuela”.

“No nos quedaremos sin hacer nada mientras Venezuela se desmorona”, afirma Trump en el texto.

EEUU explica que no está solo en condenar al régimen de Maduro: “A través de la Declaración de Lima del 8 de agosto, nuestros amigos y socios de la región se negaron a reconocer la Asamblea Constituyente ilegítima o las leyes que adopta. Las nuevas sanciones financieras de Estados Unidos apoyan esta postura regional de aislamiento económico de la dictadura de Maduro”.

Como cierre, el decreto asegura que “los Estados Unidos reiteran el llamado para que Venezuela restablezca la democracia, convoque a elecciones libres y justas, libere a todos los presos políticos inmediata e incondicionalmente y termine con  la represión del pueblo venezolano”.

La orden ejecutiva completa, en inglés

La orden ejecutiva completa, en inglés

El 9 de agosto, EEUU ya había anunciado una lista de sanciones a funcionarios venezolanos, entre ellos, a Adán Chávez, hermano del fallecido presidente Hugo Chávez, en una nueva muestra de presión sobre Caracas tras la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que considera “ilegítima”.

A partir de la elección de la ANC el 30 de julio, formada solo por chavistas y rechazada por la oposición, los Estados Unidos dieron el paso de denominar “dictadura” a Venezuela.

El país norteamericano ha sostenido que las sanciones seguirán hasta que Venezuela vea “restaurada” su democracia, pero, hasta ahora, el Tesoro estadounidense no ha aplicado sanciones directas al sector petrolero, el núcleo de la economía venezolana, como la prohibición a la importación de crudo.

A %d blogueros les gusta esto: