Hasta el Isabel II evade impuestos

0
72

Según la información suministrada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (Iccij), encargados de divulgar la lista, el reino inglés está involucrado debido a que al menos unos 7,5 millones de dólares fueron destinados a fondos en Bermudas.

El ducado de Lancaster, de donde provienen los ingresos privados de la soberana, habría invertido la cifra mencionada en la sociedad Dover Street VI Cayman Fund LP en 2005. Asimismo, tiempos después lo hicieron en dos empresas dedicadas a la alta tecnología y farmacia, de acuerdo a lo reseñado en el portal web 20minutos.

El trabajo filtrado indica que por ello recibieron 360.000 dólares de ganancia en el año 2008.

Ante la controversia, un portavoz del ducado de Lancester salió al paso para asegurar que “todas nuestras inversiones son objeto de auditorías y son legítimas”. 

Por su parte, Jeremy Corbyn, líder de la oposición laborista británica, utilizó su cuenta de Twitter para denunciar que en Ingletarra existe “una regla para los millonarios” y otra muy diferente para el resto cuando de pagar impuestos se trata.

El cantante Bono es otra de las personalidades que salió a relucir en el escándalo. En su caso, está siendo señalado por ser un “inversor pasivo” en alianzas aparentemente creadas en un “paraíso fiscal” con el fin de adquirir dos compañías, entre ellas un centro comercial, en Lituania y Alemania.

Al reportaje se sumó la diva del pop Madonna, quien supuestamente compró el 30 de junio de 1998 en Bermúdas, 2000 acciones de la empresa SafeGard Medical Limited.

No obstante, Madonna no proporcionó en la adquisición su dirección postal, sino que agregó la de Shari Goldschmidt, su asistente.

 

Fuente: Caraota Digital