Mzia Shiman la facialista de Victoria’s Secret nos enseña a brillar como un ángel

0
250

Es la noche previa al desfile de Victoria’s Secret en la ciudad de Shanghái y Mzia Shiman lleva practicados 38 tratamientos faciales en los últimos tres días. Esta cifra significa que la experta ha debido atender a todas las modelos que participarán en el espectáculo, y a mí también, gracias a Dios me ha concedido 30 minutos en su apretada agenda a través del contacto de una amiga común, y tengo la oportunidad de charlar con ella mientras me aplica en el rostro su particular tratamiento de infusión de oxígeno.
Llevo siete años trabajando en los desfiles, me cuenta entre las paredes de una gran sala en el Hotel Spa Mandarin Oriental. Viajo con ellas para garantizar que estén guapas en todo momento, y más después de todo el ejercicio y los viajes. Una clienta asidua, Desiree Gruber –directora ejecutiva de la agencia de comunicación neoyorquina Full Picture, que lleva produciendo el Victoria’s Secret Fashion Show desde 1995–, fue quien puso en contacto a Shiman con la marca. Gruber era tan fan de la facialista que no dudó en contratarla para preparar las pieles de las modelos de cara a la pasarela anual.

Por: Zuly Matheus

Sin embargo, en los círculos de la industria Shiman no es ninguna desconocida. Su lista de clientes incluye nombres como Naomi Campbell o Mariah Carey y prácticamente todas las redactoras de belleza de Nueva York, donde tiene su spa. El oxígeno y las luces LED son mis tratamientos estrella, pero me especializo sobre todo en cuidados faciales y extracciones, explica. Cuando le comento que los protocolos faciales con LED proliferan cada vez más en el mercado, ella sonríe, la gente sabe que hablo de ellos desde hace 10 años. Los llevo usando muchísimo tiempo y soy una gran defensora. Para aquellos aún poco duchos en la materia, las LED consisten bien en luces rojas, que alivian la inflamación, o azules, que combaten el acné. Las longitudes de onda específicas de cada color desencadenan reacciones celulares que favorecen dichos beneficios. Shiman cuenta también con una camilla de luz para cubrir todo el cuerpo que, por desgracia, es imposible de trasladar a Shanghái.
Para preparar a las modelos de Victoria’s Secret, Shiman les aplica su ‘cóctel’ facial con oxígeno, ácido hialurónico y colágeno. “Lo rocío con un spray, línea por línea, y gracias a la fuerza del oxígeno, accede al interior de cada poro y los sella. La piel es como una esponja. Cuanto más lo aplicas, más se abre y se rellena”, cuenta, antes de fijarse en mi piel y advertir que está severamente deshidratada. Tras tratar la mitad de mi rostro, me ofrece un espejo: los resultados no pueden ser más impactantes. Mi piel no solo está más brillante y jugosa, sino que además el pómulo está repulpado, la ceja más alta y, en general, noto los rasgos más esculpidos. Es el mismo tratamiento que ofrece a las modelos, empezando por el rostro y después hasta el cuello y el escote. La técnica además, según nos aclara, es apta para todo tipo de pieles.

Estar tan bella conlleva un esfuerzo, nos dice de las maniquíes. Igual que tienen que trabajar mucho sus músculos, deben aplicarse en cuidar la piel. Su estrategia, menos es más. Muchas se obsesionan con darse un montón de productos. El 90 por ciento de las mujeres se exceden con ellos. Es mejor centrarse en los básicos, como practicar dos limpiezas diarias para mantener la piel bien libre de impurezas y, por supuesto, dormir siempre con la hidratante puesta, aconseja. La sobreexfoliación es otro error común ya que, explica, la piel se descama, se rompen los capilares y aparecen marcas de sequedad”, por lo que en su opinión basta con exfoliarse una vez por semana.

En cuanto a sus cuidados de referencia, Shiman es devota de la marca Decléor: Tiene unos productos maravillosos con aceites esenciales. Llevo usándolos 25 años. Para combatir la rosácea, recomienda aceite de rosa mosqueta: “¡El mismo nombre te lo dice!”, apunta divertida. Los sérums que utiliza para sus protocolos con oxígeno son de Intraceuticals, y por suerte cuentan con versiones para casa. Pero su mayor consejo es que, antes de acudir a la tienda, confiemos nuestra piel a un buen esteticista que sepa aconsejarnos lo más idóneo en cada caso. “Lo que más rabia me da es que algunas digan que no se pueden permitir una consulta conmigo y luego se van a Sephora y se gastan 700 dólares en productos. ¿Y cómo saben cuál les va bien?”, porque igual que vamos al médico para cuidar nuestra salud, el punto de vista profesional también es necesario en cuestiones de estética.

Así conversábamos cuando Shiman recibió un mensaje de Alessandra Ambrosio y tuvimos que dar por finalizada la sesión. Si quieres visitar su spa, prepárate a desembolsar los 300 dólares que cuestan los 30 minutos de su infusión de oxígeno. Bien lo valen si te dejan la cara de un ángel.

Con información de VOGUE ESPAÑA.-