Antibióticos naturales, la opción para Venezuela

0
141

Hace 200 años se usaban para todo, hace 30 años casi se dejan de utilizar…. Por suerte las estamos recuperando. Las plantas medicinales han sido un método de curación natural utilizado por distintas poblaciones en el mundo en todas las épocas. Las platas medicinales tienen sustancias que inclusive se extraen hoy en día en la industria farmacéutica para realizar las medicinas que nosotros consumimos.

Las medicinas lo tienen concentrados, pero consumir la planta directamente es mucho más natural y saludable. Se han desarrollado los tratamientos con las distintas plantas medicinales según las necesidades y características de cada persona, por lo que reimpulsar su uso es indispensable.

En éste texto te explicamos rápidamente las plantas medicinales que sirven como antibióticos.

Ajo

El ajo es un alimento con muchas propiedades que nos benefician:

  • Reduce la presión con la que el corazón bombea la sangre a todo el cuerpo, lo que conocemos como tensión arterial
  • Disminuye el colesterol es decir, los niveles de grasas que se encuentran en el plasma)
  • Favorece la digestión
  • Hace la sangre más líquida, por lo que tiene efecto anticoagulante
  • Tiene efecto antibiótico

Enfoquémonos en éste último efecto: el ajo contiene aliina, un derivado de los aminoácidos que en el organismo es convertido en alicina que es capaz de destruir microorganismos. La alicina es uno de los principales intereses de la industria farmacológica a la hora de sintetizar medicamentos.

El ajo se puede utilizar para tratar heridas, prevenir las gangrenas y evitar infecciones.

Equinácea

La equinácea es una hierba que fundamentalmente se utiliza para reforzar y estimular y potenciar el sistema inmunológico, aumentando la producción de células del sistema inmune, y estimula la fagocitosis de las mismas, es decir, la destrucción de microorganismos. Es muy utilizada en todo tipo de infecciones, pero más comúnmente en las de piel.

Orégano

En el orégano podemos encontrar 2 propiedades importantes:

  • Disminuye los efectos de los radicales libres (es decir, evita el envejecimiento celular) debido a 2 sustancias que contiene (timol y ácido rosmarínico)
  • Combate y destruye hongos y levaduras que afectan al organismo.

Eucalipto

El eucalipto es una planta que a menudo se utiliza para la decoración por si bonito color y aroma, pero tiene propiedades curativas que son dignas de aprovechar. Se han descrito algunos efectos de la utilización del eucalipto, como la disminución de los niveles de azúcar en sangre, la disminución de las fiebres, disminución y combate de microorganismos, mueve y expulsa las secreciones bronquiales y ayuda en la cicatrización de las heridas.

Menta

Todos conocemos la meta por su utilización en pastas de dientes, enjuagues bucales y chicles, pero las propiedades de la menta van más allá de darnos un aliento fresco: actúa como calmante para el dolor, calma las convulsiones en aquellas personas que las padecen, calma las irritaciones de la mucosa digestiva, descongestiona las vías respiratorias y destruye gérmenes y bacterias evitando las infecciones.

Cebolla

La cebolla tiene efectos a nivel cardiovascular, reduciendo la cantidad de líquido en el organismo y disminuyendo así la hipertensión arterial; además de contener calcio, que evita que aumente la frecuencia cardíaca. Al igual que el orégano, elimina los radicales libres y sus efectos sobre el envejecimiento celular. También elimina las infecciones al eliminar las diferentes bacterias nocivas debido a un tipo de fibra específica que posee.

Jengibre

El jengibre tiene la capacidad de crear un medio equilibrado en nuestro organismo: su uso fomenta el crecimiento de microorganismos que contribuyen a las distintas funciones del organismo y destruye aquellos que representan un problema (como por ejemplo en el sistema digestivo o el respiratorio).

Limón

El limón es una fruta cítrica, y su ingesta disminuye la presión arterial, previene el envejecimiento celular, regulador del pH del organismo (necesario para que se produzcan todos los procesos del cuerpo con normalidad) y ayuda a combatir diferentes tipos de infección (sobre todo ante bacterias y virus).

Setas

Las setas son muy sabrosas, contienen una serie de nutrientes que las hacen excelentes acompañantes en las comidas. Pero además de ser deliciosas tienen propiedades medicinales: ayuda a mejorar la circulación y a disminuir la presión arterial, disminuye los procesos inflamatorios y estimula el sistema inmunitario para que éste sea capaz de distinguir entre células infectadas por virus u otros microorganismos y pueda eliminarlas.

Tomillo

El tomillo es un particular antibiótico. Tiene la capacidad de ser bacterostático, es decir, no mata las bacterias pero evita su reproducción. Además el tomillo es un desinfectante y cicatrizante bastante efectivo.

Té verde

El té verde, muy popular en los países orientales, y nuestra sociedad actual ha ganado poco a poco mucha fama. Incluso, se puede conseguir vetas de preparaciones de té verde en quioscos y supermercados. Tiene efectos sobre el corazón y el hígado, disminuyendo el colesterol y los triglicéridos en el organismo. Además, regula los niveles de insulina (la hormona que disminuye los niveles de azúcar en la sangre), evita el envejecimiento celular, tienen propiedades anticancerígenas y combate microorganismos patógenos.

Propóleo

El propóleo es una sustancia fabricada por las abejas que ellas utilizan para sellar los huecos de sus colmenas, pero nosotros los humanos hemos descubierto sus propiedades curativas: es un poderoso aliado para el combate de microorganismos como virus y bacterias, además de favorecer la cicatrización de las heridas. El propóleo además evita el envejecimiento celular, disminuye las inflamaciones, calma los dolores y disminuye los síntomas de las alergias.

Clavo

El clavo es una hierba aromática. Tiene diversos efectos, como ser capaz de eliminar o reducir el dolor y destruye gérmenes y bacterias.

No lo dudes, utilízalas para recobrar y conservar tu salud.

Fuente: fisioterapia.online