Trabajadores de mataderos reclaman al Gobernador Rangel Silva un precio justo para la carne

Los productores, arrimadores y trabajadores de los mataderos se reunieron para solicitar al gobierno regional que se ajuste a la realidad del país en cuanto al precio de la carne

0
96

Trabajadores del Matadero Industrial Trujillo y de Minasca de Agua Santa, alzaron ayer su voz de protesta acompañados de productores, arrimadores y todos aquellos que se benefician de este tipo de trabajo, para hacerle un llamado al Gobernador donde le escuche su posición con respecto al precio de la carne de res y cochino.

Por Mayra Linares /DLA

El pasado 1 de noviembre el gobernador Henry Rangel Silva emitió el decreto N° 2300 donde indicaban que iba proteger el pueblo de la “guerra económica y establecía la ocupación de manera temporal de los mataderos y centros del estado, a fin de restablecer el abastecimiento y comercialización de la proteína animal a precio justo”.

Para el momento la regulación de la carne quedó en 26 mil Bs. en canal, 12 mil en pie y 41 mil bolívares para vender en carnicerías, estos costos no cumplen con la cadena de producción debido a que los insumos incrementan cada día, “esta regulación se logró cumplir a medias”, indicaron los productores que para el mes de diciembre le solicitaron al gobierno regional aumentar lo establecido a 9 mil bolívares para un total de 50 mil y tampoco aceptaron.

En cuanto a la carne de cochino la medida dictada era 30 bolívares en pie, 58 en canal y 70 mil bolívares venderían en las carnicerías.

Propuesta

Los productores y trabajadores piden al Gobernador del estado que abran el compás, que se siente a conversar con ellos, para que conozcan los gastos a los que están sometidos y solicitan que la carne se venda a 200 mil bolívares el kilo en carnicerías, garantizando ellos que llevarían reses para procesar en los mataderos

El productor de carne, Miguel Maldonado indicó que en diciembre no hubo carne en el estado Trujillo “nosotros con la propuesta les garantizamos que les abastecemos el mercado. En pie oscilaría entre 50 a 70 bolívares, en canal 120 a 140 y entre 180 a 200 para las carnicerías. “La primera matada aquí deben ser de unos 500 animales si nos abren el compás y garantizamos que el precio de la carne podría llegar a bajar y así otros productos como leche, queso y huevos”.

Por su parte el productor de ganado porcino Germán Cardoza dijo “yo traigo un promedio entre 70 a 80 animales al matadero y en diciembre lo que pude sacar fueron sólo 6 porque los precios no están ajustados a la realidad”.

La propuesta que realizan por parte de los productores porcinos sería un aproximado de 120 en pie y 220 a carnicerías. “Esperamos que el Gobernador escuche y pueda sentarse con nosotros para llegar a un acuerdo”.

Por su parte los trabajadores de los mataderos también piden ser escuchados, ellos exigen su derecho al trabajo, dicen que sus beneficios la empresa no los ha dejado de cumplir, pero los empleos indirectos del lugar también se ven limitados. “Todos los mataderos de todos los estados están matando normal, prometieron que traerían 70 reses semanal y no han traído nada”, dijo Gregorio Araujo, trabajador.

Consecuencias

Los productores cuentan que en vista de toda esta situación se ha presentado el contrabando de ganado, donde ellos han sido víctimas, Maldonado indicó que 12 animales le han robado de su parcela y se los deshuesaron en el mismo lugar. “Nosotros solicitamos llegar a un acuerdo donde todos podamos trabajar y que se respeten todos los acuerdos”.

Lleva planteamientos

Por parte de la gobernación del estado se encontraba Luis Castillo, quien escuchó a cada uno de los asistentes e indicó que llevaría todos sus planteamientos para que el gobernador del estado revise y pueda reunirse con ellos.

La voz del pueblo

Miguel Maldonado, productor de Monay: “no nos han dejado trabajar, el proceso de matanza en el matadero de Jiménez diario era de 80 a 100 animales. Aquí nos vemos afectados todos los productores, trabajadores, arrimadores, distribuidores y por supuesto el pueblo. Deben escuchar nuestra propuesta”.

German Cardoza, productor de cochinos: “en sólo el mes de diciembre dejamos de beneficiar un aproximado de 16 mil toneladas del producto. Antes, yo al matadero traía diariamente entre 70 a 80 animales, y en este mes que pasó sólo saque 6, no podemos trabajar así”.

 

Gregorio Araujo, trabajador del matadero Jiménez: “46 personas directas trabamos aquí más los empleos indirectos que son como 300 personas. Desde hace tres meses no hemos trabajado, matábamos hasta 150 reses diarias y en diciembre sólo de 2 a 5 reses. Nos están negando el derecho al trabajo”.

Orlando Hernández, en representación del matadero de Agua Santa: “solicitamos que escuchen nuestra propuesta y la de los produtores, no dejan trabajar. El 16 de noviembre estuvo el gobernador en el matadero y le hicimos este planteamiento por la estabilidad laboral de 90 trabajadores y dijo que se solucionaba a pocos días y mire por donde estamos”.

Con información del Diario de Los Andes / Mayra Linares